Los momentos más importantes del debate demócrata en Nevada

0
410

El debate comenzó en caliente con una discusión y siguió así. Bloomberg y Sanders fueron los más atacados.

El debate presidencial demócrata se realizó el miércoles por la noche en Las Vegas, con cinco participantes veteranos y un recién llegado que se enfrentan en el escenario.

Este es el primer debate para el exalcalde multimillonario de la ciudad de Nueva York, Mike Bloomberg, quien solo cumplió con los requisitos de votación el martes. Se enfrentó cara a cara con varios contendientes principales que compiten por la primacía en los críticos concursos de nominación temprana: el senador Bernie Sanders de Vermont; ex vicepresidente Joe Biden; la senadora Elizabeth Warren de Massachusetts; el exalcalde Pete Buttigieg de South Bend, Indiana; y la senadora Amy Klobuchar de Minnesota.

Nada más salir por la puerta, los candidatos comenzaron a atacar a Bloomberg.

Elizabeth Warren comenzó, esencialmente haciendo la comparación directa entre los comentarios controvertidos pasados de Bloomberg y los de Trump.

Otros candidatos se unieron, como Klobuchar, Biden y Buttigieg. Los argumentos volaban, entre los precandidatos demócratas a la Presidencia en las próximas elecciones.

Michael Bloomberg fue criticado por la cuestionada práctica de la policía de la ciudad de Nueva York durante los años de su gestión, conocida como “detener y revisar” (stop and frisk).

Pero el debate cambió una vez que Buttigieg fue tras Bloomberg y Sanders, quienes luego comenzaron a refutar al más joven de los dos ex alcaldes en el escenario.

Buttigieg: nominemos a alguien ‘que en realidad sea demócrata’

Buttigieg golpeó a Bloomberg por su riqueza y su afiliación al partido anterior en su primer ataque contra el empresario multimillonario. Dijo que es hora de que alguien que en realidad es de una ciudad del medio oeste y que conoce los valores de la clase media sea el candidato. Bloomberg ha sido republicano e independiente antes de postularse como demócrata.

También golpeó a Sanders como divisor, a lo que el legislador de Vermont respondió diciendo que está construyendo una campaña de trabajadores y les está dando una voz diferente a la que tienen los donantes multimillonarios de Buttigieg.

“Y la mayoría de los estadounidenses no ven dónde encajan si tienen que elegir entre un socialista que piensa que el capitalismo es la raíz de todo mal, y un multimillonario que piensa… que el dinero debería ser la raíz de todo poder”, dijo Buttigieg.” Presentemos a alguien que realmente viva y trabaje en un vecindario de clase media, en una ciudad industrial del medio oeste. Presentemos a alguien que en realidad sea un demócrata”.

Los ataques de Buttigieg contra Sanders y Bloomberg han sido su estrategia para forjar un carril moderado en la primaria y presentarse como alguien que puede aprobar políticas realistas.

La salud es un tema con desacuerdos

El plan de salud de Sanders fue criticado por Warren y Buttigieg.

Warren se refirió a que el plan de salud de Sanders fue criticado por los sindicatos de trabajadores de servicios de Nevada, que expresaron que perderían sus beneficios si Sanders fuera electo presidente y lo pudiera en práctica.

Buttigieg secundó las críticas a Sanders en cuanto a su cobertura de salud, y Biden recordó que él ha sido “el único” de los presentes que hizo algo positivo en cuanto a los servicios de salud, durante el mandato de Obama.

Sanders respondió rápidamente, llamando al plan de Buttigieg “una continuación de mantenimiento del status quo”.

Al cierre del debate

A cada candidato se le preguntó si el candidato con la mayoría de los delegados en la convención demócrata de este verano debería ser el candidato.

Solo Sanders dijo que sí.

Todos los demás candidatos esencialmente dijeron que mientras el proceso de convención regular se desarrolle, estarán bien con el resultado.

Pero tal proceso podría llevar a que un candidato con menos delegados que el líder entrante se convierta en el candidato.

Los candidatos deben alcanzar un cierto número de delegados para asegurar la nominación en la boleta inicial.

Por lo general, los candidatos han asegurado que el total ingrese a la convención y no hay problema. Pero, en esta primaria demócrata, parece posible que el líder que ingrese a Milwaukee en julio, no tenga suficiente ingreso de delegados a la convención, porque el campo está muy fragmentado.

El proceso se convertiría en una convención impugnada, en la que deben llevarse a cabo múltiples rondas de votación para delegar a un candidato. Ya ha sucedido antes, pero no desde hace décadas.

“Cualesquiera que sean las reglas del partido demócrata, deben seguirse”, dijo Bloomberg. “Y sí tienen un proceso que creo que tienen”.

“La convención que trabaja según su voluntad significa que las personas tienen los delegados que están comprometidos con ellos y los mantienen hasta que lleguemos a la convención”, dijo Warren.

Biden dijo que deberíamos “dejar que el proceso funcione”.

Buttigieg y Klobuchar estuvieron de acuerdo.

Sanders luego se separó y dijo: “El proceso incluye a 500 superdelegados en la segunda votación, así que creo que la voluntad de la gente debería ser lo primero”.