Los jugadores de lotería que ganaron y nunca reclamaron su dinero

0
429

Hay otros casos parecidos al del misterio que rodea al premio de $1,5 mil millones sin reclamar de Mega Millions.

Casi todos en Simpsonville, la pequeña ciudad de Carolina del Sur, tienen una teoría para explicar el misterio por el cual nadie ha reclamado los más de de mil millones de dólares de premio del boleto de la lotería Mega Millions que alguien compró en esa ciudad: ¿Quién ganó el premio mayor de $ 1,5 mil millones de Mega Millions anunciado en octubre pasado?

Tal vez el ganador estaba tan abrumado al ver los números ganadores de la lotería que murió en el acto. Tal vez el ganador está huyendo de la policía y teme una verificación de antecedentes. Tal vez ese boleto ganador se cayó de un visor de autos, terminó en un bote de basura y está enterrado para siempre en el vertedero de Twin Chimneys. O tal vez, el ganador sigue con su vida como siempre, antes de tomar tranquilamente la suma global de $878 millones de dólares, según un reportaje que publicó AP sobre las opiniones de los vecinos de Simpsonville.

Con menos de dos meses para el final, el reloj no se detiene. Quien haya ganado la segunda lotería más grande en la historia de Estados Unidos tiene hasta las 5 p.m. del 19 de abril para ingresar a la oficina de la Lotería de Carolina del Sur en Columbia con el boleto firmado, y reclamar el premio mayor.

Otros han perdido grandes premios

Premios de lotería, incluso muy grandes, no han sido reclamados antes. Pero éste los empequeñece a todos.

Gordon Medenica, director principal del consorcio Mega Millions, dice que el mayor premio de esta lotería que no se reclamó fue un premio de $68 millones de dólares en 2002. Ese boleto se vendió en Nueva York.

Dos boletos ganadores se vendieron por un premio mayor de $103,5 millones de dólares en 2002, pero un boleto, que se vendió en Indiana, nunca fue reclamado, dijo Wendy Ahlm, de la Lotería de Nuevo México que actualmente supervisa Powerball.

Los estados difieren respecto al tiempo que tienen los jugadores para reclamar sus premios. Medenica dijo que no esperaría que alguien con un gran premio de lotería se presentara de inmediato. Los ganadores a menudo primero reciben asesoramiento legal y financiero. Y en Carolina del Sur, como en otros pocos estados, los ganadores pueden permanecer en el anonimato, evitando la publicidad.

Ahora nos estamos quedando sin razones por las cuales alguien esperaría tanto”, dice Medenica.

Pero en el pasado ha habido que esperar para que los ganadores den un paso adelante.

El 13 de enero de 2016, varios jugadores de lotería de California, Tennessee y Florida ganaron el premio mayor más grande en la historia de Estados Unidos, un premio de Powerball de $1,586 millones de dólares. Los ganadores de California no se presentaron hasta unos seis meses después, dijeron las autoridades.

“Mientras más grande sea el premio, más tiempo lleva”, dice Russ López, de la Lotería de California. “Eso es una increíble cantidad de dinero. Su vida va a cambiar”.

Sin reclamar cada año: $2 mil millones de dólares

La lotería no es ajena a los premios no reclamados: alrededor de $2 mil millones de dólares en total es el dinero de premios de lotería que no se reclama anualmente. En general, cuanto más alto sea el sorteo, mayor será la probabilidad de que haya múltiples premios más pequeños no reclamados.

Solo en 2016, las ganancias no reclamadas en California registraron más de $24 millones de dólares, según los funcionarios estatales del juego. Los jugadores de lotería en Michigan perdieron ganancias por un valor de $27,6 millones. Mientras tanto, en el estado de Nueva York, las ganancias de lotería no reclamadas en el año fiscal 2016-2017, fueron de $74 millones de dólares.