Lo deportaron pero un milagro de la justicia ordena su regreso a EEUU

0
366

El inmigrante fue deportado en contra de una orden judicial que impedía su expulsión.

En un caso execpcional un juez ordenó que un inmigrante deportado sea devuelto a los EEUU antes del 24 de enero, informó The Detroit News.

Un juez ordenó el retorno del inmigrante iraquí Muneer Subaihani deportado por parte de ICE ignorando una orden judicial que imedia su expulsión del país.

El fallo del Tribunal de Distrito en Detroit es el resultado más reciente en una demanda colectiva que ACLU presentó hace casi dos años para impedir que ICE deporten a más de 1,400 ciudadanos iraquíes.

Los iraquíes fueron arrestados en todo el país sin previo aviso y amenazados con la deportación inmediata, aunque muchos llegaron aquí cuando eran niños y han vivido y trabajado en los Estados Unidos durante décadas, dijeron los funcionarios de la ACLU.

El juez que hizó el dictamen Mark Goldsmith dijo que Subaihani, que había estado recluido en Georgia el año pasado, fue deportado en violación de la orden judicial preliminar de julio de 2017 del juez que permitía el cese temporal de las deportaciones.

Según se conoció ICE no reportó la deportación del inmigrante, realizada el pasado 8 de agosto, ni a ACLU o al tribunal sino hasta casi dos semanas después y luego no pudo verificar su expulsión ni mucho menos su localización, dijo Miriam Aukerman de la oficina de ACLU en Michigan.

“Estaba cubierto por la orden del tribunal que impedía la deportación y ICE lo sacó de todos modos”, dijo Aukerman.

“Es parte de este patrón repetitivo que ICE piensa que las reglas normales no se aplican a ellos, hay un historial en este litigio que muestra como ICE viola las órdenes judiciales. ICE te dirá que fue un error, no tenían la intención de deportarlo, pero no tenían la protección para mantenerlo a salvo”, añadió la defensora de los derechos de inmigrantes.

Subaihani llegó a los Estados Unidos como refugiado en 1994 después de que su familia fue asesinada en Irak. Le ordenaron su deportación en 2004 luego de una condena por drogas en Tennessee, y fue uno de los iraquíes a los que ICE detuvo en 2017, según muestran los documentos judiciales.

Sus abogados presentaron mociones para detener su expulsión y reabrir los procedimientos ante el Tribunal de Inmigración de los Estados Unidos, pero un juez rechazó la oferta; Subaihani no apeló esa decisión, según los documentos.

“Dos semanas después de la deporatación los funcionarios de inmigración” descubrieron que Subaihani había sido retirado a pesar del hecho de que la orden de este tribunal primero requiere una orden estipulada que levante el mandato preliminar antes de que se pueda efectuar la expulsión”, escribieron los funcionarios federales.

ACLU criticó los esfuerzos del gobierno, alegando que los funcionarios federales nunca les notificaron que Subaihani se enfrentaba a la deportación y “no lo incluyó en una lista de personas que habían agotado sus recursos en virtud del requerimiento”.

Para agravar las cosas ICE lo deportó sin ningún documento de identificación real y, como resultado, ha sido difícil traerlo de vuelta”, explico ACLU.

“Nos complace que el juez esté exigiendo su regreso y responsabilizando a ICE por violar las órdenes judiciales”, concluyo Ackerman. “Han perjudicado a este individuo y esto simplemente les muestra que ICE no está por encima de la ley. Afortunadamente, él tendrá la oportunidad de buscar vida en los EEUU”.