Legisladores demócratas instan a ICE a liberar a familias migrantes detenidas

0
702

«La separación de familias nunca debería ser la política de este país», argumentan 80 congresistas.

80 representantes demócratas en Washington urgieron este martes a la Administración Trump a poner en libertad lo antes posible a todas las familias que se encuentran bajo custodia federal en centros de detención. Los legisladores se unen así a la petición de abogados y activistas sobre los menores encerrados junto a sus padres migrantes.

En una carta dirigida al departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y al servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), los congresistas del partido azul pidieron poner fin a la práctica de pedir a padres migrantes que elijan entre liberar a sus hijos sin ellos o dejar también a los menores detenidos de forma indefinida.

“La separación de familias nunca debería ser la política de este país. Las organizaciones médicas han declarado durante mucho tiempo que la práctica crea un daño extraordinario a los niños”, escribieron los legisladores en su misiva al secretario interino de DHS, Chad Wolf, y al director interino de ICE, Matthew Albence. “La detención de niños por cualquier periodo de tiempo, incluso con sus padres, causa daños físicos y traumas irreparables“, sentenciaron.

La iniciativa demócrata busca hacer un “llamado a ICE para que actúe con compasión y libere juntas a las familias” y es la respuesta directa al fallo de la jueza federal Dolly Gee, que la semana pasada ordenó a la agencia federal poner en libertad a los menores que hayan estado más de 20 días detenidos. Gee es la encargada de vigilar el cumplimiento del Acuerdo Flores, que protege a los menores migrantes bajo custodia estadounidense.

Los casos de coronavirus entre familias detenidas ha aumentado recientemente y el escaso control de las medidas de distanciamiento y del uso de mascarillas en dos centros de detención de Texas fueron el argumento de la jueza para ordenar la salida de los menores de las instalaciones federales. Lo que ahora piden los legisladores, tal y como hicieron anteriormente letrados y defensores de migrantes, es que no se separe de sus padres a los niños y adolescentes que estén encerrados.

Sin embargo, el Acuerdo Flores solo protege a menores y la jueza Gle no tiene competencia para ordenar también la liberación de los progenitores. Ahora ICE tiene dos opciones para cumplir su mandato antes del 17 de julio. La agencia puede enviar a los menores solos con los patrocinadores o puede usar su autoridad discrecional para dar libertad condicional a los padres y que las familias salgan juntas.

Tras una orden previa de Gle, ICE asegura haber preguntado a padres migrantes si estarían dispuestos a separarse de sus hijos para que los pequeños queden en libertad. La agencia mantuvo a los niños bajo su custodia porque, según alegó en una presentación judicial, los padres no “deseaban separarse” de ellos.

“Ningún padre debería tener que enfrentarse a esa elección“, dijo a CBS News, el demócrata y presidente del Caucus Hispano, Joaquín Castro, que añadió que dicha decisión causaría un trastorno emocional innecesario. “Seguiremos presionando a Ice para que haga lo correcto en esta situación”, aseguró.