Las principales diferencias entre la ciudadanía y la residencia permanente

0
594

Del 13 al 23 de septiembre pasado, USCIS recibió a cerca de 34,300 nuevos ciudadanos.

Debido a los constantes cambios en materia migratoria que se han suscitado en los últimos años, distintas organizaciones y expertos a nivel nacional han recomendado a los residentes permanentes elegibles que comiencen su trámite para convertirse en ciudadanos de Estados Unidos, ya que esto les traerá importantes beneficios cívicos.

Las diferencias entre ser ciudadano y residente permanente son diversas. Una de las más importantes es poder votar en las elecciones municipales, estatales y nacionales, esto es una manera de ejercer la voz en representación simbólica de muchos inmigrantes indocumentados.

Ser ciudadano lleva responsabilidades cívicas como tener la oportunidad de fungir como jurado en juicios penales o civiles. Adicionalmente también pueden postularse para algún cargo público.

Quizá los mayores beneficios de la naturalización que recibiría un inmigrante, es poder solicitar la residencia permanente para familiares, vivir en el extranjero sin restricciones de tiempo, ser inmune a la deportación, contar con doble nacionalidad, pero sobre todo, poder ser elegible para empleos dedicados solamente para ciudadanos estadounidenses.

Es importante recordar que para que un residente permanente (poseedor de la green card) pueda ser elegible para naturalizarse debe cumplir con ciertos requisitos:

A) Ser mayor de 18 años.

B) Ser residente legal permanente durante al menos cinco años, si está casado con un ciudadano (a) estadounidense, el solicitante debe haber sido residente permanente legal por lo menos durante tres años.

C) Tener buena conducta moral.

D) Tener la capacidad de leer, escribir, hablar y entender el inglés básico.

E) Tener conocimientos básicos del gobierno de Estados Unidos y de la historia del país.

Además, se le solicitarán documentos oficiales de identificación personal, pagar una tarifa destinada al Departamento de Seguridad Nacional y llenar la Forma N-400s.

Es recomendable hablar un nivel básico de inglés, no obstante existen ciertas excepciones. Una persona mayor de 50 años con 20 años siendo residente permanente puede realizar el examen y la entrevista en su idioma nativo. Los individuos que tengan más de 55 años y 15 años con su residencia, también pueden beneficiarse de este aspecto.

Las últimas dos excepciones van dedicadas para residentes mayores de 65 años y que tengan más de 20 años con su “green card”. Además las personas con discapacidad que les impida retener información.

De acuerdo con el Departamento de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), cerca de 34,300 personas se convirtieron en nuevos ciudadanos a nivel nacional, tan solo en el periodo del 13 al 23 de septiembre de 2019.