La historia de 2 inmigrantes que perderán ciudadanía por mentir sobre su pasado

0
189

El Departamento de Justicia presentó hoy demandas de desnaturalización contra dos criminales de guerra condenados y nativos de la ex Yugoslavia, informó la depedencia.

Según dos denuncias presentadas en Distrito de Oregon y el Distrito de Columbia, esas personas asesinaron a civiles y prisioneros de guerra por su religión y origen étnico, obtuvieron el estatuto de refugiado fraudulentamente y luego obtuvieron la ciudadanía, pero ocultaron sus crímenes.

“Los criminales de guerra no encontrarán refugio seguro dentro de los Estados Unidos”, dijo el Fiscal General Jeff Sessions. “Seremos firmes en la investigación y enjuiciamiento de los violadores de los derechos humanos, torturadores y criminales de guerra, especialmente para aquellos que obtienen de manera fraudulenta la ciudadanía de los Estados Unidos”.

La secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, coincidió con la postura de Sessions sobre la persecución de quienes hayan engañado al sistema migratorio estadounidense.

“Nosotros en DHS estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios en todo el gobierno federal para apuntar a aquellos que buscan romper nuestras leyes de inmigración para obtener la ciudadanía de los EEUU”, dijo Nielsen. “No se tolerará la obtención fraudulenta de la ciudadanía estadounidense. Aquellos que abusan de nuestro generoso sistema de inmigración toman oportunidades de aquellos que siguen nuestras leyes y que indudablemente merecen la ciudadanía de los Estados Unidos”.

Las demandas alegan que Edin Dzeko, de 46 años, y Sammy Rasema Yetisen, también conocidocomo Rasema Handanovic, alias Zolja, de 45 años, formaban parte de una unidad de élite del Ejército de la República de Bosnia y Herzegovina que atacó el pueblo de Trusina el 16 de abril de 1993, en lo que se conoce como la masacre de Trusina.

La unidad atacó a croatas bosnios que residían en la aldea, debido a su religión cristiana y etnia croata, y mataron a 22 personas desarmadas, incluidas mujeres y ancianos.

Un tribunal bosnio descubrió anteriormente que Dzeko y Yetisen desempeñaron papeles clave en la masacre: ambos formaron parte de un pelotón de fusilamiento que ejecutó a seis prisioneros de guerra y civiles desarmados, y Yetisen procedió a asegurarse de que los seis murieran al dispararles de nuevo.

Además de su participación en el pelotón de fusilamiento, Dzeko también mató a un ancianolisiado, y luego le disparó a la esposa del hombre por la espalda, matándola porque no paraba de llorar, según reportes.

Dejar respuesta