Joven muere tras comer hamburguesa por una alergia

0
470

Adolescente murió después de comer una hamburguesa a pesar de contarle al restaurante sobre su alergia, indica forense.

(CNN) — Un adolescente que murió después de comer una comida de cumpleaños en la cadena británica de hamburguesas Byron le había contado al personal sobre su alergia a los lácteos, pero fue engañado al pensar que su orden era segura para comer, según descubrió un forense.

Owen Carey, que celebraba su 18 cumpleaños en el restaurante en 2017, le contó al personal sobre sus alergias antes de pedir una hamburguesa de pollo frita cubierta de suero de leche en una sucursal del restaurante en Londres.

Pero el menú lo tranquilizó y le dijeron que la hamburguesa era adecuada, informó Press Association (PA).

Carey sufrió una reacción alérgica poco después de comerla y murió en una hora.

“El fallecido hizo que el personal de servicio fuera consciente de sus alergias. El menú era tranquilizador porque no hacía referencia a ningún adobo ni a ningún ingrediente alergénico potencial en el alimento seleccionado”, concluyó el forense Briony Ballard en una declaración escrita, leída en la corte forense de Southwark durante un investigación el viernes.

“El fallecido no fue informado de que había alérgenos en el pedido. La comida servida y consumida por el fallecido contenía lácteos que causaron que el fallecido sufriera una reacción anafiláctica severa por la cual murió”, agregó el comunicado.

Fuera de la corte, la familia de Carey pidió un cambio en la ley para evitar incidentes similares en el futuro.

“Owen fue la luz brillante de nuestra familia. Hacemos un llamado al Gobierno para que cambie la ley sobre el etiquetado de alérgenos en los restaurantes”, dijo su familia en un comunicado informado por PA.

“Queremos que los restaurantes tengan que mostrar información clara sobre los alérgenos en cada plato individual en sus menús. La industria alimentaria debe priorizar la seguridad de sus clientes”, agregó.

“Simplemente no es lo suficientemente bueno tener una política que se base en la comunicación verbal entre el cliente y su servidor, que a menudo tiene lugar en un restaurante concurrido y ruidoso donde la rotación del personal es alta y muchos de sus clientes son muy jóvenes”.

PA informó que al veredicto asistieron los padres de Natasha Ednan-Laperouse, quien murió a los 15 años después de comer una baguette de sésamo sin etiqueta de Pret a Manger en 2016.

En un comunicado, Nadim y Tanya Ednan-Laperouse calificaron el veredicto del viernes como un “juicio histórico”, agregando: “Hemos escuchado paralelos notables entre la muerte de Owen y Natasha. La muerte de Owen nuevamente pone de relieve la insuficiencia de la información alimentaria en este país”.

Byron es una de las cadenas de hamburguesas más populares de Gran Bretaña, con 35 restaurantes en Londres y varios otros en todo el país.

Su CEO Simon Wilkinson extendió sus “más profundas condolencias” a la familia de Carey en un comunicado. “Es motivo de gran pesar y tristeza que nuestros altos estándares de comunicación con nuestros clientes no se hayan cumplido durante la visita de Owen”, dijo Wilkinson.

“Creemos que Byron siempre hizo todo lo posible para cumplir con nuestras responsabilidades, pero sabemos que esto no será un consuelo para la familia de Owen”, agregó.