Inmigrantes detenidas por ICE exigen liberación por riesgo de coronavirus

0
376

En el centro de detención se teme por un brote de coronavirus debido a condiciones de hacinamiento.

Cientos de mujeres detenidas en un centro de ICE de Louisiana exigen a las autoridades federales su liberación y pronta resolución de sus casos de asilo ante la posibilidad de contraer el coronavirus.

De acuerdo con información entregada por Southern Poverty Law Center, unas 500 detenidas temen por un brote de coronavirus bajo condiciones de hacinamiento en el South Louisiana Detention Center de Basile.

“Hay unas 150 personas reunidas durante las horas de comida”, dijo una detenidas.

En el interior de centro corre el rumor de que una detenida dio positivo por COVID-19. La mujer, quien sería de nacionalidad ecuatoriana, se encuentra aislada en el sector Alpha Bravo.

Según la información suministrada por detenidas, el personal que ha entrado al sitio de aislamiento lo ha hecho con trajes protectores y material desinfectante, un procedimiento diferente al que se llevó a cabo con pacientes de influenza.

“No recibí atención médica. Solo me daban Tylenol para la fiebre si lo recordaban. Olvidaban traerme comida y en varias ocasiones tenía que rogar para que me alimentaran”, dijo una inmigrante que fue tratada por influenza recientemente. “Estoy convencida de que nos van a dejar morir de COVID-19 aquí. Después de seis días, me transfirieron a un dormitorio con otras cinco mujeres que también habían dado positivo [de influenza]. Alrededor del día 13, me transfirieron a un dormitorio regular con otras mujeres”.

CE dijo a La Opinión que ninguna persona bajo su custodia ha dado positivo de COVID-19.

“ICE ha tomado medidas extensas para prevenir la posible propagación de COVID-19, y actualmente no tenemos a ninguna persona detenida con una prueba positiva. La evaluación y prueba de las personas bajo custodia se realiza de acuerdo con las pautas de CDC (Centros de Control de Enfermedades)”, dijo Bryan Cox, vocero de ICE.

Las detenidas también denunciaron demoras con la recolección de basura, y que muchas veces pasan días sin bañarse. En el centro de detención hay solicitantes de asilo de Cuba, África y Centro América. Una de las inmigrantes es sobreviviente de cáncer, según la información.

“Ni siquiera nos proporcionan información o educación sobre nada relacionado con COVID-19. Les rogamos por información”, dijo una de las detenidas.

La mayoría de las mujeres en el centro de detención han presentado evidencia necesaria de sus casos de asilo, pero los procesos se han dilatado más de lo previsto.

“Mi pareja lleva cinco meses allá. Tiene cartas de recomendación, patrocinio económico de familiares”, dijo a La Opinión Luis Ángel García Vives, un cubano que consiguió su asilo luego de presentarse en el punto fronterizo de El Paso. “A ella le arrebataron las pruebas de su caso, en ese centro todo es diferente, no dejan entrar nada de afuera”.

Los abogados han denunciado que no han podido entrar en contacto con sus clientes debido a que se han impuesto cuarentenas. Las detenidas han suministrado la información de sus condiciones por medios de sus familiares, a quienes pueden llamar desde los teléfonos de los dormitorios.

“ICE es indiferente al dolor y sufrimiento de aquellos a quienes enjaulan”, dijo Victoria Mesa-Estrada, abogada de Southern Poverty Law Center. “Es un sistema cruel en el que las ganancias se priorizan sobre la justicia. Han optado por ignorar la ciencia y poner por encima el racismo y la xenofobia, cuando pudieron haber hecho lo humano, liberarlos a todos, ahora”.