Inmigrante dominicano demanda a ICE por terribles lesiones durante encierro

0
504

Abogados afirman que tiene llagas en todo el cuerpo y sus manos están casi destruidas.

NUEVA YORK – Antes de ser detenido en 2016 por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Geurys Sosa recibía tratamiento estricto contra su artritis psoriásica y psoriasis, las cuales se complicaron debido a una mala atención médica durante su detención de 17 meses en el Centro Correccional del Condado de Hudson de esa agencia migratoria.

Ahora, el dominicano residente en Nueva York presentó una demanda contra el Centro Correccional y los responsables de su atención médica, debido a las lesiones causadas por la falta de tratamiento médico, a pesar de que las autoridades migratorias sabían de los padecimientos del inmigrante y prometieron otorgar el régimen correspondiente.

“Todos los días mi dolor era intenso. Todos los días me despertaba cada vez peor. Les pedía ver al médico todo el tiempo, pero rara vez podía ser atendido. En cambio, me recibían enfermeras que no hicieron nada para ayudarme”, acusó Sosa. “Espero que esta demanda ayude a otros que están detenidos por ICE. Hay mucha gente sufriendo allí”

Aunque las peores lesiones ocurrieron en las manos, Sosa tiene llagas y otros daños en todo el cuerpo, reportan sus defensores pro bono de Abogados de Nueva York (NYLPI) para el Interés Público, el Servicio de Defensa Vecinal (NDS) y la firma Quinn Emmanuel Urquhart & Sullivan LLP, quienes presentaron el jueves la demanda en el Tribunal de Distrito de Nueva Jersey.

“Hay una crisis de derechos humanos en los centros de detención en este país. El condado de Hudson, el centro correccional del condado de Hudson y CFG, el proveedor médico contratado, tienen un historial negativo en la atención médica adecuada a las personas detenidas y deben rendir cuentas”, criticó Marinda van Dalen, abogada principal de NYLPI.

Sosa estuvo encerrado de 2016 a 2018 sin la atención médica correcta, lo que agravó severamente sus padecimientos.

“Estoy demandando al condado de Hudson por aquellos que fueron detenidos conmigo y por los que permanecen detenidos hoy. Lucho por lo que pasé bajo custodia y porque hay muchas personas que continúan sufriendo”, dijo Sosa.

Los defensores acusan que ha habido más de 17 muertes desde 2013 en ese centro de encierro de inmigrantes y varios informes han detallado una largo historia de problemas graves con la atención médica.

“Hemos representado al señor Sosa desde 2016 y hemos llamado la atención sobre las condiciones injustas que sufrió durante años”, dijo Anne Mathews, abogada de NDS. “La negligencia es una violación de los derechos del señor Sosa y un ejemplo del maltrato que sufren regularmente los detenidos por ICE”.

Los abogados pro bono de Quinn Emmanuel Urquhart & Sullivan LLP se sumaron al caso.

“La firma Quinn Emanuel está comprometida a lograr la justicia para el señor Sosa y busca asegurarse de que esto no se repita”, dijo Molly Webster, abogada de la firma.

En los últimos dos años, al menos 22 inmigrantes han muerto durante su detención a manos de ICE, muchos eran jóvenes, ya que la mitad no tenía siquiera 45 años.