Incendios en Oregon: Medio millón de evacuados y Portland en peligro

0
564

Suman 15 muertos en los incendios en Washington, California y Oregon donde un fuego se estaba acercando rápidamente a Portland.

SAN FRANCISCO – Casi medio millón de personas permanecen evacuadas en Oregon a causa de las decenas de incendios activos por toda la costa oeste de Estados Unidos, uno de los cuales avanza a gran velocidad hacia las afueras de Portland, la mayor ciudad del estado.

Este viernes, el alcalde de Portland Ted Wheeler, declaró el estado de emergencia en la ciudad y ordenó cerrar todos los parques y áreas recreativas municipales, puesto que, aunque las llamas se encuentran aún muy lejos del centro de la urbe, estas avanzan a gran velocidad hacia los suburbios y el humo es muy intenso.

Los residentes del área metropolitana están notando más humo y los avisos de evacuación se están acercando a la ciudad, ya que los incendios continúan ardiendo en el vecino condado de Clackamas.

Además de a las afueras de Portland, la mayor parte de los cientos de miles de evacuados se encuentran en el sur del estado, donde otros dos fuegos forzaron a desalojar la totalidad de la población de Medford (85,000 habitantes) y todos los municipios colindantes.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, declaró una emergencia en todo el estado debido a los continuos incendios forestales. También ha emitido una proclamación que permitirá a las personas afectadas por los incendios forestales obtener asistencia financiera.

Temen más muertos en los incendios
“Jamás hemos visto esta cantidad de fuego descontrolado en nuestro estado”, indicó en una rueda de prensa la gobernadora de Oregon, Kate Brown, quien adelantó que en las próximas horas habrá que lamentar muy probablemente un aumento tanto del número de fallecidos como de hectáreas quemadas.

Un aviso terrible: temen más muertos y desaparecidos
Durante una conferencia de prensa con la gobernadora Kate Brown el viernes, el director de la Oficina de Manejo de Emergencias de Oregon, Andrew Phelps, dijo que se están preparando para un “incidente de muerte masiva” basado en las áreas quemadas, pero que aún no tenían un número exacto de muertes para informar.

“Sabemos que estamos lidiando con muertes relacionadas con incendios y nos estamos preparando para un incidente de fatalidad masiva en base a lo que sabemos y la cantidad de estructuras perdidas”, dijo Phelps.

En una conferencia de prensa, el gobernador de California Gavin Newson también se refirió a que debido a los devastadores incendios en el estado, se teme que el saldo de muertos y desaparecidos aumente.

A media mañana del viernes, se tiene confirmación del fallecimiento de por lo menos 15 personas en las últimas horas si se suman las víctimas de todos los incendios que queman en la costa oeste, tanto en Oregon como en California y el estado de Washington.

De estos, la mayoría (once) han ocurrido en California, en el fuego bautizado como North Complex, que arde en una zona que ya sufrió los devastadores efectos del fuego de Camp en 2018, el más mortífero de la historia del estado, que se cobró la vida de 85 personas y engulló casi al completo la localidad de Paradise.

Los fallecidos en los otros estados son un niño de 1 año en Washington y otro de 12 y su abuela, además de una persona más, en Oregon.

Al menos 10 desaparecidos en California

La oficina del alguacil del condado de Butte, uno de los afectados por el incendio, informó este viernes que otras diez personas permanecen desaparecidas.

Además del calor y la sequedad extrema (hace meses que no llueve en la región), los fuertes vientos que han soplado en las últimas horas están propagando los fuegos a gran velocidad, lo que dificulta enormemente el trabajo de los bomberos, y no se prevé que estos vayan a aflojar en un futuro inmediato.

Este 2020 está siendo un año extremadamente malo en cuanto a los fuegos en toda la zona y muy particularmente en California, que solo en ocho meses y medio ya lleva quemadas 1,214,000 hectáreas, la mayor cifra anual de la historia del estado, y eso que aún no han llegado octubre y noviembre, tradicionalmente los peores meses para los fuegos.

Aire irrespirable

El oeste de EE.UU. se está convirtiendo en un infierno, puesto que incluso en las zonas que no están afectadas directamente por las llamas, el humo es tan intenso que hace que el aire sea prácticamente irrespirable.

Así, según datos de IQAir, que mide la calidad del aire en el planeta a partir de las partículas concentradas en la atmósfera, las áreas metropolitanas de San Francisco, Portland y Seattle tenían el viernes el peor aire de todo el mundo.

Las gran cantidad de incendios activos y el hecho de que se estén dando en tantos lugares distintos a la vez está agotando los recursos de los cuerpos de bomberos, que habitualmente recurren a la ayuda de otras jurisdicciones cuando se encuentran ante un fuego de grandes dimensiones, algo que ahora está resultando muy complicado.