Hotelero tenía un calabozo para esclavitud sexual, usaba hispanas

0
703

Instaló una sala clandestina de sado-masoquismo en Connecticut.

Simon Hessler, propietario de un hotel en Vernon (Connecticut) que tenía una “mazmorra sexual” oculta en su negocio, fue arrestado después de que intentara “alquilar” una preadolescente para “entrenamiento de esclavos” y “sexo sin límites” durante dos días.

Hessler (46) fue detenido el martes bajo una fianza de un millón de dólares.

Su arresto fue posible luego de que le colocaron un señuelo durante una investigación sobre prostitución infantil y trata de personas. Hessler fue sorprendido intentando alquilar una niña de 12 años para abusarla durante dos días, a cambio de $500 dólares, informó el diario Hartford Courant.

La “niña” en realidad era una agente de narcóticos de East Hartford.

La policía comenzó a investigar a Hessler en octubre después de que descubrieron que buscaba fotos de jóvenes mexicanas para “entrevistarlas”.

La detective Samantha McCord detalló que en el hotel “New England Hospitality Management” Hessler tenía un calabozo que usaba para entrenar esclavos. Era “una sala de sado-masoquismo con múltiples camas con látigos, cadenas y esposas en la pared”. También incluía una jaula de metal con un candado.

El propietario del hotel le pidió a la encubierta McCord que le trajera una niña para entrenarla en sus “instalaciones de esclavos” y tener relaciones sexuales con ella, según el informe policial. Solicitó que la dejaran en un remolque en el estacionamiento del hotel.

Fue detenido una vez que se acercó al remolque. La policía también recuperó 11 unidades de memoria flash en su casa, luego de contactar a su esposa.

Hessler fue arrestado y se enfrenta a varios cargos. Se espera que regrese al tribunal el 12 de diciembre.

Dejar respuesta