FBI anuncia causa de muerte de tres turistas en República Dominicana

0
451

Fallecieron por insuficiencia respiratoria y edema pulmonar, en dos hoteles, con cinco días de diferencia.

Las pruebas de toxicología realizadas por el FBI han confirmado que tres turistas estadounidenses encontrados muertos esta primavera en hoteles en La Romana (República Dominicana) fallecieron por causas naturales.

Los resultados fueron consistentes con los hallazgos de las autoridades locales, según un comunicado del Departamento de Estado, informó ABC News.

Miranda Schaupp-Werner (41) de Pensilvania, fue encontrada muerta en el hotel Luxury Bahia Principe Bouganville, el 25 de mayo.

Cinco días después, Edward Nathaniel Holmes (63) y su pareja Cynthia Ann Day (49), de Maryland, fueron hallados muertos en su habitación en el Grand Bahia Principe La Romana Resort, en San Pedro de Macoris.

Schaup-Werner murió de insuficiencia respiratoria y edema pulmonar, según el hotel. Una autopsia realizada en Holmes y Day determinó que murieron por las mismas causas, según la Policía Nacional de la isla.

Las familias de los tres estadounidenses han sido informadas de los informes de toxicología del FBI, ente que estaba ayudando en la investigación en los centros turísticos.

Sus muertes fueron de las primeras de al menos 11 estadounidenses fallecidos en ese país en los últimos meses, lo que provocó una oleada de pánico en cuanto a si era seguro visitar República Dominicana.

El Departamento de Estado dijo en junio que, a pesar de esas muertes, no había visto un “aumento” en los incidentes fatales.

Más de 2.7 millones de ciudadanos estadounidenses visitan República Dominicana cada año.

Alegando delitos de robo, asesinatos y asalto sexual, la isla fue colocada el 12 de febrero en la categoría 2 del Departamento de Estado, que sugiere a sus ciudadanos ejercer precaución extrema, incluyendo tener cuidado del entorno, especialmente en locales nocturnos; no resistirse a cualquier intento de robo; y evitar mostrar signos de riqueza (billetes, tarjetas, relojes caros, teléfonos, joyas).