Familias de seres queridos en asilos comparten preocupaciones de la gobernadora por aumento de casos

0
818

PROVIDENCE, R.I. (WJAR) – La gobernadora de Rhode Island, Gina Raimondo, espera que la pausa de dos semanas del estado ayude a frenar la propagación del coronavirus.

La pausa temporal comienza el lunes después de Acción de Gracias y dura hasta el 13 de diciembre. Raimondo dijo que los habitantes de Rhode Island deben tomarlo en serio.

Con el reciente aumento de casos, se han cortado las visitas a los hogares de ancianos y a las instalaciones de vivienda asistida y algunas familias están sintiendo el impacto emocional de no poder ver a sus seres queridos.

Esta es la dura realidad para Sheila O’Connell, cuya suegra murió de COVID-19 en un asilo de ancianos en mayo. Su madre vive actualmente en un centro de vida asistida.

O’Connell habló en la conferencia de prensa semanal de Raimondo sobre el coronavirus el miércoles y compartió su historia.

Dijo que le preocupa la salud mental y la edad de su madre de 89 años. Aunque entiende la importancia de las restricciones de las visitas, eso puede causar soledad y depresión.

O’Connell dijo que aunque no puede controlar la tasa de propagación del virus en Rhode Island, puede controlar su propio comportamiento para evitar que el problema empeore.

«Ella no quiere contraer el COVID. No quiere enfermarse y no quiere morir antes de tiempo. Y te apuesto a que las otras 10.000 personas que también viven en el cuidado de ancianos en Rhode Island tampoco quieren contraer COVID, no quieren enfermarse y no quieren morir antes de tiempo», dijo O’Connell.

O’Connell y su madre tienen esperanzas de que la vacuna llegue pronto y dijeron que si la gente sigue las reglas, especialmente durante estas vacaciones, todos podemos salvar vidas.