Fallece director de instituto que donó su médula ósea a niño desconocido

0
278

Pese a ser un trasplante complicato, el número de complicaciones durante este tipo de donación es bajo.

Derrick Nelson era el director del instituto Westfield High School de Nueva Jersey. Movido por la bondad con la que todos lo recuerdan, en febrrero se sometió a una donación de médula ósea para a un niño francés de 14 años con el que no tenía ningún vínculo. El pasado domingo -dos meses depués de la operación- Nelson murió por causas que, según su padre, “aún no están claras”.

La superintendente, Margaret Dolan, emitió un comunicado a toda la comunidad educativa en el que anunció la muerte del que también era profesor del centro. “El doctor Nelson tocó nuestros corazones con su bondad, compasión, integridad y su actitud positiva. Mantenemos a él y a su familia en nuestros corazones mientras lloramos juntos su pérdida” – se puede leer en el comunicado, de acuerdo a la información de Fox 11 News.

Según el periódico del instituto, antes de la operación Nelson había dicho que tenía algunos problemas de salud que habían complicado la donación. El profesor, de 44 años de edad, deja a una hija de 6 años con cuya madre se había prometido.

La donación de médula se realiza de manera altruista para ayudar a personas que están pasando por una enfermedad. Alrededor de un 70 por ciento de los pacientes que necesitan un trasplante de médula tienen que recurrir a donantes externos porque no les sirve un donante de la familia.

La intervención consiste en sacar con una jeringuilla una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. Para ello, normalmente se recurre a la anestesia general o epidural. Según la web National Marrow Donor Program, esta operación solo causa complicaciones graves en un 2.4 por ciento de los donantes. Las dificultades pueden ser provocadas por la propia anestesia o por daños en nervios, músculos o huesos. Aún se desconoce cuál fue la razón que se cobró la vida de Nelson.