Europa se enfrenta a nueva crisis sanitaria por segunda ola, vuelve a marzo

0
314

(CNN) — La estrategia de Europa de imponer restricciones locales para aplastar la segunda ola de la pandemia de coronavirus no funcionó. Ahora es el momento de sacar las armas pesadas.

Alemania y Francia anunciaron nuevos confinamientos nacionales de cuatro semanas el miércoles por la noche. Siguieron a la República Checa e Irlanda, que establecieron restricciones en todo el país a principios de este mes.

España y Reino Unido podrían ser los siguientes.

Francia

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que las medidas locales impuestas en varias ciudades, incluida París, durante las últimas semanas «ya no funcionan» y que se necesitaba un confinamiento nacional.

Bajo las nuevas reglas, las personas solo podrán salir de sus hogares para ir al trabajo o la escuela, para una cita médica, para cuidar a un familiar, para compras esenciales y hacer ejercicio.

Los negocios, restaurantes y bares no esenciales permanecerán cerrados.

Como en la primavera, necesitarán un certificado para salir al exterior.

Alemania

El discurso de Macron se produjo pocas horas después de que Alemania también renunciara a los cierres locales. El país anunció una orden de quedarse en casa a nivel nacional a partir del próximo lunes.

Esto sucedió después de que las restricciones regionales en las principales ciudades como Frankfurt, Berlín y Stuttgart y un confinamiento parcial en el estado de Baviera no lograron ralentizar la propagación del virus.

La canciller Angela Merkel dijo que se aconseja a las personas que residen en Alemania que se queden en casa, eviten viajar y «mantengan sus contactos al mínimo». Los contactos sociales se limitarán a dos hogares en público.

El profesor Igor Rudan, director adjunto del Centro de Salud Global y del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud en la Universidad de Edimburgo, dijo que las medidas implementadas durante los últimos dos meses en la mayor parte de Europa eran «claramente insuficientes» para prevenir la rápida propagación del virus.

La decisión de Francia y Alemania es un reconocimiento de que sus intentos de controlar los brotes a través de medidas locales han fracasado.

Reino Unido

Sin embargo, algunos países europeos todavía se resisten a los bloqueos a nivel nacional, a pesar de su creciente número de casos.

Los científicos del Imperial College de Londres advirtieron el jueves que el actual enfoque de tres niveles del gobierno del Reino Unido para la epidemia no está funcionando.

Descubrieron que el número de casos positivos en Inglaterra se duplicaba cada nueve días.

Advirtieron que se deben implementar medidas más estrictas para frenar la propagación de la enfermedad.

Basado en su análisis de 85.971 hisopos al azar, el equipo del Imperial College estimó que alrededor de 96.000 personas se infectan actualmente en Inglaterra todos los días.

Eso es aproximadamente cinco veces más que el recuento diario oficial de casos en este momento.

«Estamos viendo un aumento a nivel nacional en la prevalencia de infecciones, que sabemos que dará lugar a más hospitalizaciones y vidas perdidas», dijo el profesor Paul Elliott, director del estudio, en un comunicado.

«Ahora más que nunca debemos trabajar todos juntos para frenar una mayor propagación del virus y evitar que posteriormente se abrume el servicio de salud», agregó.

El gobierno del Reino Unido se ha resistido hasta ahora a un nuevo confinamiento nacional. En declaraciones a la BBC el jueves, el ministro de Vivienda, Robert Jenrick, dijo que un cierre nacional no es «inevitable».

Agregó que el gobierno favorece «tomar medidas en los lugares donde el virus está más concentrado y evitar algunas de las acciones que se ven en Europa continental».

Nuevas medidas

Rudan dijo que probablemente había muchas razones por las que las medidas no evitaron nuevos brotes grandes.

«Los virus tienen una dinámica de transmisión compleja. Para el nuevo coronavirus, se ha demostrado que depende en gran medida del comportamiento y el movimiento de las personas», dijo a CNN en un correo electrónico.

«Sin embargo, es probable que también pueda verse afectado por factores que no comprendemos completamente y no podemos controlar fácilmente».

Es por eso que, dijo Rudan, las medidas que pueden haber funcionado bien para mantener la epidemia bajo control en un momento determinado podrían requerir un fortalecimiento en otro para evitar que el brote crezca exponencialmente.

Las nuevas medidas se están implementando en muchos países europeos a pesar de un número creciente de protestas contra el bloqueo en todo el continente.

Italia, Alemania, la República Checa y el Reino Unido han sido testigos de manifestaciones, algunas violentas, en las últimas semanas.

El hecho de que algunas personas se sientan descontentas y fatigadas podría ser otra razón por la que fracasaron los cierres locales en Europa.

Los científicos han dicho desde el principio que para que funcione la estrategia localizada, todos deben aportar su granito de arena. Las autoridades sanitarias deben poder intervenir rápidamente, y las personas deben respetar los cierres y tomar el riesgo en serio.

Eso fue algo que Merkel subrayó después de anunciar las nuevas medidas de cierre de Alemania. «Las mentiras y la desinformación, la conspiración y el odio dañan no solo el debate democrático, sino también la lucha contra el virus», dijo el jueves.