El éxito de “Canelo” Álvarez: De cobrar $40 dólares a $35 millones por pelea

0
598
FOTO: RICHARD HEATHCOTE / GETTY IMAGES

 

Saúl Álvarez se ha ganado su lugar como boxeador de élite y ello no sólo se refleja en el reconocimiento del público, de sus rivales y de las promotoras, sino también en su salario, ya que de cobrar $40 dólares en su primer combate ($800 pesos mexicanos), ahora se ha embolsado hasta $40 millones por una sola pelea.

Resulta que el “Canelo”, cuando tenía 15 años de edad, cobró $35 dólares por una pelea de 4 rounds en la que fue su primera batalla profesional durante el año 2005, contra Abraham González; sin embargo, su ascenso fue meteórico y 14 años después, en sus últimas peleas en 2019, tuvo una bolsa garantizada de $35 millones por cada una de las veces que subió al ring, contra Daniel Jacobs y ante Sergey Kovalev.

Anteriormente, en sus peleas más mediáticas, Saúl tuvo una bolsa garantizada de $5 millones por subir al ring contra Floyd Mayweather (2013) y de $25 millones por su primera pelea contra Gennady Golokin; para la revancha contra el kazajo tuvo una de $30 millones (2018).

Un mes después de la segunda pelea contra Golovkin, “Canelo” firmó con DAZN un contrato histórico por $356 millones en 11 combates, lo que hizo que a partir de ese momento obtuviera $35 millones garantizados por combate. Hace unos meses Saúl rompió su relación con la empresa de streaming, por lo que aún se desconocen cuáles serán sus ingresos por su pelea contra Callum Smith.

Cabe mencionar que sólo hablamos de bolsas garantizadas, porque las ganancias del boxeador son mucho mayores, tomando en cuenta patrocinios, venta de boletos y transmisiones de pago por evento.

A “CANELO” NO LO CAMBIA EL DINERO

Pese a sus millonarias ganancias, el pugilista jalisciense continúa realizando obras de caridad y preocupándose por sus semejantes, principalmente por sus paisanos, quienes en ocasiones recurren a él para pedirle ayuda, ya que para Álvarez lo más importante es el deporte y las ganancias pasan a segundo término, por ello es que considera que el dinero no influye en su comportamiento ni actitud.

“Yo creo que ya nacimos con eso, la verdad para mí el dinero siempre fue secundario, yo peleaba amateur, bajaba de peso sin ganar nada, ¿por qué?, porque amo este deporte. El dinero llegó después y obviamente quieres tener a tu familia bien y arriesgas la vida también por algo, pero más que nada la arriesgo por gloria, porque amo al deporte. Para mí el dinero es secundario y no te hace más ni menos, siento que la gente ya nace siendo como es y eso no te debe de cambiar”, dijo en entrevista para El Diario.