El emotivo reencuentro de una niña de 7 años con su padre migrante

0
758

Inmigración mandó a la niña con su madre, que no la veía desde que era bebé.

Hacía 326 días que Angie y Adelino no se veían. Hija y padre viajaron desde Honduras el año pasado para escapar de las amenazas violentas que sufrían en su país pero, al llegar al puerto de entrada de McAllen (Texas), fueron separados.

Bajo la ahora interrumpida política de “tolerancia cero” de Donald Trump, el 1 de junio de 2018 Adelino ingresó en el centro de detención Adelanto, California. Las autoridades migratorias enviaron a su hija, de siete años, a casa de la madre de la menor en Houston. Angie y su mamá no se veían desde que la niña era una bebé. Adelino fue la persona que la crió y con la que la pequeña tenía el vínculo más fuerte.

El hondureño podía haber pedido reunirse con su hija pero se arriesgaba a que volvieran a poner a detener también a su hija. Por ello, la organización Immigrant Families Together pagó los 8,000 dólares de fianza de Adelino para que pudiera salir del centro de detención y volar a Texas a reencontrarse con su hija.

Lindsay Toczylowski, directora ejecutiva de Immigrant Families Together y la abogada de la familia, dice que en los últimos meses ha visto un incremento de las separaciones familiares aunque asegura que “no es lo mismo que con la (política) de tolerancia cero, con la separaban a todos los padres de sus hijos”. Según la abogada, el gobierno pretende así desalentar a las personas que vienen a Estados Unidos para buscar asilo.

Después de reecontrarse, Adelino contó a CBS News que, si ya para él había sido muy duro, no puede imaginarse el dolor de su hija. Cuando separaron a la familia, Angie estaba dormirda y su papá no pudo explicarle exactamente qué estaba pasando.

Ahora que están juntos llega el momento de recuperar el tiempo perdido y de dar comienzo a un nuevo periodo de vida.