Dos tercios en EEUU apoyan que Puerto Rico sea estado

0
374

Washington (CNN) — Dos de cada tres estadounidenses apoyan la condición de estado de Puerto Rico, según un sondeo de Gallup publicado este jueves, una cifra que coincide en gran medida con el apoyo público para reclasificar la isla durante décadas.

La encuesta encontró que el 66% de los estadounidenses apoyan la condición de estado en la isla con un respaldo notablemente alto por parte de los demócratas (83%) y los votantes más jóvenes entre 18 y 29 años (80%). El apoyo estadounidense para la categoría de estado de Puerto Rico se ha mantenido entre el 59% y el 65% desde 1962, según Gallup.

Pero incluso con el apoyo constante de la mayoría del público estadounidense, la condición de estado de Puerto Rico sigue siendo un desafío difícil de alcanzar. La legislación que declara a Puerto Rico un estado de EE.UU. tendría que navegar por el Congreso y un Partido Republicano en el que hay menos apoyo para otorgar el estado de isla.

La encuesta de este jueves encontró que la mayoría de los republicanos, 48%, se oponen a la estadidad de Puerto Rico, mientras que el 45% lo apoya.

En septiembre de 2018, el presidente Donald Trump dijo que no apoyaba la condición de estado para Puerto Rico.

Si bien el apoyo dentro de Puerto Rico para el referéndum sobre la categoría de estado fue alto en 2017, el 97% votó a favor de la estadidad, una tasa de participación de solo el 23% puso en duda la posibilidad de aprovechar el apoyo para una acción significativa.

Hay pocas encuestas recientes entre los puertorriqueños sobre lo que les gustaría que sucediera con la isla.

Oficialmente, Puerto Rico es una comunidad de Estados Unidos. Mientras que la isla quedó bajo el control de Estados Unidos en 1898 tras la guerra hispanoamericana, no fue sino hasta 1952 que Estados Unidos y Puerto Rico aprobaron oficialmente una ley federal que la convierte en una comunidad.

Por esto, los puertorriqueños no tienen voto en el Congreso. Como ciudadanos de Estados Unidos, pueden votar en las elecciones primarias presidenciales, pero no pueden votar en las elecciones generales.

Los llamamientos a la situación de estado de Puerto Rico se incrementaron en 2018 después de que la isla fuera asolada por huracanes. En ese momento, los funcionarios de la Casa Blanca les dijeron a los líderes del Congreso que Trump no quería que se enviaran fondos adicionales de ayuda a Puerto Rico, según un asesor de líderes del Congreso.

“La gente de Puerto Rico es maravillosa, pero los políticos ineptos están tratando de usar las enormes y ridículamente altas cantidades de fondos de huracanes/desastres para pagar otras obligaciones”, escribió Trump en 2018. “Estados Unidos NO rescatará por mucho tiempo. ¡Obligaciones impagas con dinero de socorro de huracán!”.