Madrid humilla a un Barcelona sin Neymar y se proclama campeón de la Supercopa

El conjunto merengue se impuso 2-0 en la vuelta a los blaugranas, con goles de Asensio y Karim Benzema.

El Real Madrid conquistó ayer su décima Supercopa, con una autoridad incontestable ante un Barcelona que no despierta de la conmoción de haber perdido a Neymar, superado nuevamente por una primera parte madridista mágica, liderada por Marco Asensio (2-0).

La Supercopa de España plasmó la distancia actual entre dos grandes. Del estado de gracia del Real a la impotencia de un Barça que se vio superado por el nivel que exhibe el bloque de Zinedine Zidane.

La final se presentaba para el Barcelona como la mejor chance para huir de la depresión y trasladar a su afición un soplo de optimismo. Frenar el ciclo victorioso madridista era el objetivo, pero instalado siempre en un escalón anímico inferior a un Real en estado de gracia. Los de Zidane sacaron a relucir sus debilidades y provocaron impotencia. Los fichajes le urgen. Construir una nueva ilusión también.

Se presentaba como un imposible en el momento actual levantar la final, los dos goles de desventaja de la ida y golear en el Santiago Bernabéu. La apuesta táctica de Ernesto Valverde fue apostar por defensa de tres con Sergi Roberto y Jordi Alba como carrileros. La idea podía ser buena con otros centrales. A Mascherano se lo vio a otro ritmo y Umtiti sufrió cada vez que tuvo que tapar las subidas de Lucas Vázquez.

Zidane se permitía el lujo de rotar en una final. Sentar la magia de Isco y a dos jugadores indiscutibles como Casemiro y Bale. Los nombres dan igual.

El Bernabéu entraba en éxtasis con un nuevo golazo de Marco Asensio. Le bastaron cuatro minutos para conseguir lo que Bale aún no ha hecho en toda la pretemporada. De un saque de banda inventó un zurdazo espectacular, con una parábola imparable para Ter Stegen. El niño lo había vuelto a hacer.

Desató un fútbol de diversión, con taconazos. El Barcelona despertó cuando ya perdía y se cumplían once minutos de partido. Con Messi tapado por un Kovacic colosal, el orgullo de Luis Suárez invitó a la reacción. Peleó la primera con Ramos antes de asistir a André Gomes, que no llegaba a tiempo, como le ocurrió en todo el clásico.

La opción de contragolpe era un regalo para un Real Madrid con un solo punto, Benzema, que al fin disfrutó sobre el césped. Empezó a correr el conjunto madridista. Marcelo llegaba y probaba suerte, Kroos no la enganchaba bien y Karim se acercaba al gol de cabeza.

Marcelo desbordaba y en el segundo palo, el francés se adelantaba a Umtiti y remataba a la red. La final estaba sentenciada.

Dejanos tu comentario!

Compartir este articulo

Providence en Español is the only digital newspaper and the most respected Latino news source in the Rhode Island marketplace. Providence en Español  provides insightful, unique viewpoints on local and national events, and hard-hitting coverage of what's happening on the state level. 

The website is updated continuously throughout the day. It features videos, photo galleries, blogs and polls.

 

Media Partners:

 


Media Relations Provided By:

DMC Firewall is a Joomla Security extension!