Compra casa de su familia, halla restos de su madre y lleva al padre a juicio

0
560

Un espeluznante asesinato comenzó su resolución en una corte de Florida este lunes.

El juicio por la muerte de Bonnie Haim, desaparecida hace 26 años en el noreste de Florida, inició con su viudo, Michael Haim, como acusado y el hijo biológico de ambos, Aaron Faser, que halló en 2014 los restos de su madre, como testigo principal.

El juicio, que comenzó en Jacksonville con la selección del jurado, tendrá como figura clave a Fraser, quien fue dado en adopción después de la desaparición de Bonnie en 1993.

Medios locales indicaron que Haim se ha declarado no culpable del cargo de homicidio en segundo grado, pero en su contra pesa el hallazgo de los restos de Bonnie enterrados en el jardín de la casa donde vivió el matrimonio cerca de Jacksonville.

Aaron Fraser, que hoy tiene 24 años y tenía 3 cuando su madre desapareció, obtuvo la propiedad de la casa a raíz de una demanda entablada en su día contra su padre biológico, de acuerdo con el canal de televisión NBC6 de Miami.

Un día de 2014 estaba cavando en el jardín cuando descubrió una bolsa de plástico negra en cuyo interior había restos óseos humanos que los análisis determinaron que eran de Bonnie Haim, que tenía 23 años cuando desapareció.

En el mismo lugar se halló una bala calibre 22 que los expertos balísticos determinaron que fue disparada con un rifle propiedad de Michael Haim, quien fue detenido en Carolina del Norte por ese motivo y ha esperado juicio desde entonces.

Los medios destacan que cuando se produjo la desaparición de Bonnie su hijo le contó a un asistente social que “papá le había hecho daño a mamá” o algo similar.

El automóvil de Bonnie fue hallado en un estacionamiento del aeropuerto internacional de Jacksonville y su cartera, con efectivo y tarjetas de crédito, en un basurero cercano.

Cuando Bonnie desapareció, Michael Haim le contó a la policía que tuvieron una discusión y ella dejó la casa y nunca más volvió.