¿Cómo lidiar con la falta de deseo sexual femenino?

0
432

La literatura erótica puede ofrecer nuevas ideas y un nuevo enfoque para la relación.

Que el deseo sexual de nuestra pareja sea reducido o irregular puede ser frustrante para quienes tienen una libido más estable. Como indica Cuídate Plus, la libido es uno los aspectos de la sexualidad que más se resienten con el tiempo, principalmente en mujeres.

Hay unos consejos que pueden aplicarse para lidiar con una libido disminuida de manera que no entorpezca la relación, recomendaciones que detallaremos brevemente.

Trabajar la comunicación sexual

La mujer debe ser capaz de decirle a su pareja, sea hombre u otra mujer, qué cosas le gustan y cuáles no, lo que no solamente aplica al lado sexual de la relación, sino al vínculo interpersonal que la une con otra persona.

Los sentimientos de frustración, desentendimiento o no sentirse querido por el otro pueden disminuir el deseo sexual de tanto hombres como mujeres, y también degradarían al sexo como una prioridad en vista de las problemáticas que pueden surgir.

Establecer acuerdos

En el escenario en que haya problemas de comunicación en la pareja, uno de los pasos más importantes es llegar a acuerdos que sean útiles y satisfactorios para ambas partes involucradas, esto como un primer paso para reconstruir y reforzar el vínculo.

Uno de estos acuerdos podría indicar o sugerir un número determinado de relaciones sexuales que sea cómodo para ambas partes y que sea posible alcanzar en un periodo específico.

Plantear alternativas a la penetración vaginal

El modelo rígido de sexualidad tiene a la penetración vaginal en un pedestal muy alto, pero lo cierto es que no es la única manera de disfrutar la sexualidad con nuestra pareja.

Caricias, masturbaciones mutuas y videollamadas eróticas son otros caminos que permiten que exploremos el lado sexual de nuestra relación, y que también fomentan nuestra creatividad al momento de disfrutar con la persona.

Explorar las fantasías sexuales del otro

Estimular y recrear dentro de lo posible las fantasías sexuales es un buen paso para movilizar el deseo sexual de tanto mujeres como hombres. Con ellas, es posible explorar aspectos de nuestra sexualidad desconocidos para nosotros, lo que puede ser enriquecedor.

No obstante, dedicarse solamente al cumplimiento de las fantasías sexuales puede ser perjudicial para la relación, por lo que se aconseja no recrearlas con mucha frecuencia.

Consumir material erótico

Ver películas eróticas en pareja es un buen modo de avivar la llama, y también puede ofrecer nuevas ideas que pueden implementarse en la intimidad. Lo mismo aplica con la literatura erótica, que recientemente ha gozado de cierta popularidad.

Si conocemos las causas que fomentan la reducción del deseo sexual, será más fácil para nosotros llegar a acuerdos y acciones que permitan el incremento de la libido y un mejor desarrollo del componente sexual de la relación.