Ciudad de México en alerta por violencia de género tras 50 feminicidios

0
393

En la capital de este país se acumulan denuncias que acusan a policías de abusar sexualmente de mujeres.

Ciudad de México— Este año al menos 50 mujeres han sido asesinadas en Ciudad de México, según cifras oficiales, aunque se teme que el número real sea mucho mayor.

Pero solo hasta este jueves, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum –la primera política en liderar la mayor ciudad del país– decidió decretar la alerta por violencia de género: un mecanismo, establecido hace cuatro años a nivel federal, para dedicar más recursos a la protección de mujeres y niñas, así como para aprobar con mayor urgencia leyes o medidas preventivas.

Su anuncio representa un aparente cambio de postura en comparación a hace unos meses. En septiembre, un tribunal ordenó al gobierno local declarar el mecanismo, después de que lo exigieran en multitudinarias protestas realizadas con el lema “No me cuidan, me violan”. Las manifestaciones crecieron, en parte, porque en apenas unas semanas se acumularon acusaciones de que oficiales de policía habían abusado sexualmente de mujeres; en uno de los casos el presunto abuso sería una violación tumultuaria perpetrada por cuatro policías.

Pero en ese entonces, Sheinbaum rechazó declarar la alerta y anunció más bien un plan con acciones de políticas públicas. Entre ellas, la instalación de botones de pánico en las calles y hacer campañas de concienciación sobre acoso y cómo denunciar.

Este jueves Sheinbaum cambió su tenor: “Tengo que enfrentar la realidad”, dijo. “Como mujer, comparto el enojo e inconformidad, y a veces la impotencia” de muchas habitantes de la ciudad, agregó.

Ciudad de México es el cuarto peor estado del país en cuanto a homicidios de mujeres, con 50 feminicidios registrados tan solo este año, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Además, hasta octubre ya había 1,207 denuncias de violación y más de 3,400 denuncias públicas por agresiones sexuales.

“Todas y todos en esta ciudad debemos decir: ‘Alto. Basta’”, dijo Sheinbaum al hacer el anuncio.

Un nuevo registro y dudas sobre su efectividad

La jefa de gobierno dijo que quiere “hacer más visible el problema” en la capital con la declaración formal de alerta, aunque suceda después de lo exigido por tribunales y ciudadanas.

No obstante, hay muchas dudas sobre qué tan efectivas son estas alertas.

Ya están activas en poco más de la mitad del territorio mexicano. Aun así, el año pasado México tuvo el registro más alto de asesinatos de mujeres desde que hay conteos públicos.

“Es importante que se reconozca que sí tenemos un problema, el simbolismo detrás, pero justo por eso no han funcionado hasta ahora las alertas: se han estado quedando en el papel”, dijo Ana Pecova, directora de EQUIS Justicia para las Mujeres, grupo que promueve cambios para mejorar el acceso a la justicia y cómo se aborda la violencia de género.

“Lo que hemos visto es que la declaración de alerta en algunos estados ha sido una simulación”, lamentó Pecova. En Estado de México, por ejemplo, hallaron que gran parte del presupuesto para la alerta se gastó en tazas y chalecos que decían “no más violencia”, en vez de en programas con resultados medibles.

En Ciudad de México, lo que el gobierno pretende es establecer un registro de agresores sexuales (similar al existente a nivel nacional en Estados Unidos) “para que todos en la ciudad”, dijo Sheinbaum, “sepamos quiénes son los violadores”. El plan es que funcione junto con un banco de información de ADN propuesto para facilitar las investigaciones de violación o delitos similares.

Para lograr que existan esos registros, Sheinbaum necesitará el respaldo del Congreso local. Y Pecova cuestionó también la posible efectividad de una base de datos de agresores.

“En este país ni siquiera tenemos un registro de personas desaparecidas ¿y ahora esperamos que esta base de datos sí funcione?”, dijo la experta.

Sheinbaum también le pidió a la legislatura de la capital aprobar la Ley Olimpia, que castiga con cárcel el ciberacoso conocido como porno de venganza y que ya está vigente en otros 11 estados de México.

El gobierno capitalino promete además mejorar la capacitación de los agentes en Ministerios Públicos para que sepan cómo tratar a las mujeres y niñas violentadas cuando acudan a denunciar, al igual que tener peritos especializados en “delitos de carácter sexual”.

Los delitos de violencia sexual son de los que menos se denuncian, según datos del instituto de estadística mexicano. El instituto estima que en 2017 solo el 1.7% de las víctimas de delitos sexuales o de secuestro fueron a reportarlo a las autoridades.

“Además de los problemas y las deficiencias institucionales que hay para cualquier mexicano, de falta de dinero o de personal para atender la denuncia e investigarla, para las mujeres se acentúa que se les pasa mucho la culpa: ‘¿Por qué estabas ahí a esa hora? ¿Por qué ibas vestida así?’”, explicó Pacova sobre una de las razones detrás de que haya tan pocas denuncias formales.

“Hoy es una realidad que más mujeres viven violencia en la vía pública que en el hogar, que es tradicionalmente el lugar que ha sido más peligroso” para las mexicanas, dijo Pecova. Sin embargo, alertó que las medidas presentadas al decretar la alerta, como están hasta ahora, podrían terminar por no resolver nada.

Por Marina E. Franco