Cientos de millones están en riesgo de perder su hogar

0
960

El aumento del nivel del mar amenaza a millones de personas en las ciudades costeras alrededor del mundo.

(CNN) — Cientos de millones de personas en todo el mundo corren el riesgo de perder sus hogares a medida que ciudades enteras se hundirán bajo el aumento de los mares en las próximas tres décadas, según los investigadores.

Un nuevo estudio, publicado el martes en la revista Nature Communications, descubrió que a medida que la crisis climática se intensifica, se espera que el nivel del mar en todo el mundo aumente entre 0,6 a 2,1 metros, y posiblemente más, en el transcurso del siglo 21.

Los hallazgos se basan en nuevos datos e inteligencia artificial, casi triplicando las estimaciones del área y las poblaciones amenazadas.

Para el año 2050, el terreno que actualmente alberga a unos 300 millones de personas caerá por debajo de la elevación de la inundación costera anual promedio, lo que significa que podrían enfrentar inundaciones graves al menos una vez al año. Para el año 2100, el terreno donde viven 200 millones de personas podría sentarse permanentemente debajo de la línea de la marea alta, haciendo que en esas áreas costeras sean prácticamente imposible vivir.

“Los resultados indican que, sí, hay muchas más personas en terrenos vulnerables de lo que pensábamos”, dijo Benjamin Strauss, uno de los coautores del estudio y presidente ejecutivo de la organización sin fines de lucro Climate Central. Agregó que estas regiones afectadas deben tomar medidas inmediatas para evitar la inminente “catástrofe económica y humanitaria”.

Ciudades costeras enteras podrían desaparecer si no hay suficientes defensas contra el mar. Según el estudio, alrededor del 70% de las personas en riesgo de inundaciones anuales e inundaciones permanentes se encuentran en ocho países asiáticos: China, Bangladesh, India, Vietnam, Indonesia, Tailandia, Filipinas y Japón.

Las grandes ciudades bajas de China son particularmente vulnerables, según un comunicado de prensa de Climate Central: estamos hablando de Shanghai, Tianjin y Hong Kong. Otras ciudades asiáticas en riesgo incluyen la capital vietnamita Hanoi, la capital de Bangladesh, Dhaka, y la ciudad de India oriental, Kolkata.

Todo el extremo sur de Vietnam podría inundarse, según las proyecciones de Climate Central.

Tampoco es solo Asia: según Climate Central, en otros 19 países, incluidos Brasil y el Reino Unido, el terreno podría caer permanentemente por debajo de la línea de marea alta para 2100.

“Si nuestros hallazgos son válidos, las comunidades costeras de todo el mundo deben prepararse para futuros mucho más difíciles de lo que se puede anticipar actualmente”, advirtió el estudio. “El trabajo reciente ha sugerido que, incluso en EE. UU., el aumento del nivel del mar en este siglo puede inducir una migración a gran escala lejos de las costas desprotegidas, redistribuir la densidad de población en todo el país y ejercer una gran presión sobre las zonas del interior”.

La emergencia climática ha visto cómo los glaciares y las capas de hielo se derriten rápidamente, desde el Himalaya hasta la Antártida. Informes anteriores habían predicho que el nivel del mar podría aumentar en unos 0,9 metros, lo que los investigadores de Climate Central ahora dicen que era una estimación demasiado conservadora.

“Ya hemos pasado de un mundo en el que el nivel del mar era estable a uno en el que está aumentando, y seguirá aumentando durante décadas y, de hecho, cientos de años”, dijo Strauss a CNN.

De las principales capas de hielo, Groenlandia se está derritiendo más rápido, y perdió más de 275 gigatoneladas en promedio por año entre 2006 y 2015, según un informe histórico el mes pasado del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas. Pero la capa de hielo antártica, aún más grande, también se está reduciendo, y su pérdida de masa se triplicó entre 2007 y 2016 en comparación con los 10 años anteriores.

Estos océanos en ascenso significan un desastre para los residentes costeros que podrían ser desplazados por la fuerza. Se podrían sumergir islas enteras del Pacífico, creando olas de refugiados climáticos que podrían no tener a dónde ir. No están protegidos por las leyes internacionales, por lo que los países industrializados no están legalmente obligados a otorgarles asilo.

El aumento del nivel del mar contribuye a temperaturas globales más cálidas, cambiando los tipos de cultivos que los agricultores pueden cultivar, lo que significa que millones de personas podrían enfrentar la escasez de alimentos y agua potable, crisis de salud y una economía global perturbada.