Caravana de 9,000 inmigrantes camino a Estados Unidos

0
717

Una crisis migratoria espera el inicio de gobierno del presidente electo Joe Biden con una caravana de al menos 9,000 hondureños divididos en dos grupos que se dirigen a los Estados Unidos.

Al menos 6,000 hondureños fueron detenidos por el ejército de Guatemala, luego de un enfrentamiento que quedó grabado en un impresionante video.

Los hondureños permanecen varados en una carretera del este de Guatemala, donde las fuerzas de seguridad han bloqueado su paso.

La tensión en Centroamérica aumenta, mientras en México organizaciones civiles están en alerta, ya que unos 3,000 hondureños lograron avanzar por Guatemala, pero se teme que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ordene el despligue de la Guardia Nacional.

El Instituto para las Mujeres en la Inmigración alertó sobre la nueva crisis y recordó que en enero del 2020, los militares mexicanos reprimieron y golpearon a decenas de inmigrantes, lo que derivó en una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El Instituto Guatemalteco de Migración informó que la caravana se mantiene varada, pero “se continúa con la coordinación de los retornos voluntarios”.

La multitud había decidido horas antes, con la llegada de la noche, que pernoctarían nuevamente en la carretera tras arrodillarse, rezar e intentar sin éxito avanzar frente la barrera formada por las fuerzas de seguridad.

Los hondureños forman parte de una caravana migrante de más de 9,000 compatriotas, según cálculos oficiales, que salió desde San Pedro Sula, ciudad del norte de Honduras, en distintas fases los pasados miércoles, jueves y viernes.

El grupo que se encuentra varado está compuesto por alrededor de 6,000 migrantes, mientras que los otros 3,000 hondureños de la caravana han logrado avanzar en algunos casos y en otros la multitud se ha ido diluyendo o ha emprendido el viaje de vuelta a su país.

Su objetivo es llegar a Estados Unidos para tener mejores condiciones de vida, alejados de la pobreza y la violencia que azotan el istmo centroamericano, especialmente después de la pandemia y los huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en noviembre pasado.

“Estamos hablando de seguridad nacional”, explicó hoy a periodistas el director del Instituto Guatemalteco de Migración, Guillermo Díaz, sobre la postura de su país con respecto a no dejar avanzar a los migrantes hondureños.

El Ejército de Guatemala ha desplegado a más de 5,000 soldados en siete departamentos del país y es apoyado además por otros miles de agentes de la Policía Nacional Civil como parte de un plan organizado por el Gobierno para no dejar avanzar a los migrantes.