Cambia el esperma de su esposo por el de su amante para fecundación in vitro

0
885

La ilusión de tener un hijo hizo que una pareja se sometiera a tratamientos de fertilidad y finalmente, luego de una fecundación in vitro, pudieron tener un bebé, aunque el padre se llevó una terrible sorpresa tan solo un año después.

Yana Anokhina, de 38 años, engañó a su esposo de una cruel manera, utilizó el esperma de su amante para realizar el tratamiento de fecundación y al dar a luz lo convenció de que el bebé era suyo e hizo que formaran un vínculo especial, de acuerdo con información de Mirror.

La mujer convenció al personal del Centro Médico Kulakov en Moscú, Rusia, para que fueran cómplices de esta gran mentira y le fecundaran con el esperma de otro hombre que no era su marido.

Tras un año de convivir en familia con el bebé, Yana y Maxim Anokhin decidieron separarse, y fue ahí cuando la verdad salió a la luz.

Al recibir esta indignante noticia, Maxim demandó a su exmujer y a la clínica por haber formado parte de tan cruel farsa.

“Yo le creía y confiaba en ella 100%… cuando me lo contaron me sorprendí, apenas podía creerlo”, expresó Anokhin al medio citado.

Aunque la demanda sigue en proceso, se sabe que la clínica tendrá que compensar económicamente a Maxim por daños morales y financieros.

Dejar respuesta