Bravucones obligan a joven autista a comer las cenizas de su madre

0
231

Los agresores, además, le lanzaban excrementos humanos a la víctima.

Una pareja acusada de haber maltratado violentamente a una joven autista en Luisiana y obligarla a vivir en una jaula a la intemperie se declaró culpable el lunes de múltiples delitos en una corte federal.

Terry Knope II, de 46 años, y Raylaine Knope, de 43, se declararon culpables en Nueva Orleans de cargos que incluyen trabajos forzados. Terry Knope II también se declaró culpable de crimen de odio. Según documentos del tribunal, el hombre le disparó balines a la víctima por “la discapacidad de ella, la real y la percibida”.

La pareja forma parte de un grupo de cinco personas acusadas en documentos de 2018 de una larga lista de abusos que ejercieron sobre la mujer de 22 años, identificada como familiar de Raylaine Knope, en una vivienda en una zona rural del municipio de Tangipahoa. Otras dos personas se han declarado culpables y otra será juzgada en julio.

Según la fiscalía, los sujetos golpeaban a la mujer, la quemaban con encendedores de cigarrillos, le tiraban excrementos humanos encima y le obligaban a comer las cenizas de su difunta madre. También la insultaban y la amenazaban con dejarla sin comer ni beber a menos que realizara tareas domésticas.

Un cargo de “intento de tráfico sexual” fue eliminado del archivo judicial, pero los documentos de la fiscalía dicen que Raylaine Knope obligaba a la víctima a seducir a los visitantes masculinos que iban a su casa.

Aparte de las acusaciones sobre el maltrato, Terry Knope II se declaró culpable de negarse a revelar que en la propiedad se fabricaba metanfetamina. Raylaine Knope se declaró culpable de mentir sobre el hecho de que su esposo estaba robando los cheques del Seguro Social que eran enviados a la víctima.

En la corte el lunes, la pareja respondió a las preguntas de rutina del juez sobre si entendían los términos de su acuerdo de culpabilidad mientras permanecían esposados frente al estrado. Ninguno dijo nada sobre los delitos.

El juez Carl Barbier fijó la fecha de sentencia para el 22 de agosto. Cada uno de los acusados enfrenta la posibilidad de una condena de 28 años de cárcel.