Bajó más de 60 kilos de peso gracias a Instagram

0
1327

Gracias a sus logros, la joven se dedica a aconsejar e inspirar a otras personas.

Las redes sociales pueden tener un efecto profundamente negativo en la autoestima de una persona, puesto que establecen niveles de perfección increíblemente altos.

En contrapunto, también pueden servir como efecto motivador para conseguir metas con las que soñamos y para las que, a veces, no conseguimos la fuerza necesaria que nos ayude a lograrlas. Bien entendidas, se pueden convertir en fuente de inspiración gracias a las historias y fotos de las transformaciones de personas que motivan a otros a establecer objetivos.

Esto es lo que le sucedió a Josephine Desgrand, de 19 años, de Queensland, Australia, quien siente que tiene que agradecerle a Instagram el hecho de haber bajado más de 60 kilos de peso.

Josephine era adicta a los donuts, al chocolate, a los dulces y el helado.

En su momento de mayor peso, la báscula le llegó a mostrar que pesaba más de 120 kilos. Había triplicado su peso habitual en menos de dos años.

Se propuso ponerse a dieta y bajar de peso, pero los intentos de conseguirlo siempre se vieron frustrados por su gusto por lo dulce. La tentación de comer era más fuerte que ella.

Su talla era tan grande, una XX, que se sentía incómoda cuando llegaba el calor y debía usar ropa veraniega. Sabía que necesitaba hacer un cambio en su vida y se inspiró en personas normales y corrientes que habían compartido sus cambios de peso a través de Instagram.

Según ella misma explica:

Usaba Instagram diariamente para tratar de perder peso, me encantaba mirar las imágenes inspiradoras de desconocidos de todo el mundo. Siempre he sido gordita, por genética familiar y porque me encanta la comida, así que siempre había patatas fritas y chocolate en los armarios.

Pero un día me miré en el espejo y me di cuenta de que no podía seguir así. Mi mentalidad cambió. Si la gente normal podía bajar de peso y subir fotos de su transformación, yo también podía. Me animé.

Sin duda, no fue fácil, pero lo consiguió. Si alguna le fallaron las fuerzas, le bastó con mirar Instagram para seguir adelante con sus objetivos.

Con tanta determinación, Josephine ha podido cambiar completamente su dieta, superando sus ansias por el azúcar en favor de alimentos frescos y nutritivos.

A través de la búsqueda de un estilo de vida más saludable, Josephine ahora pesa 60 kilos menos y es capaz de vestir una talla de ocho.

Y esta joven lleva ya tres años manteniendo este peso y ha servido a otros para que se inspiren a conseguir sus objetivos.

Con más de 130,000 seguidores en Instagram, Josephine publica planes de comidas y ofrece consejos a otras personas que buscan adoptar un estilo de vida saludable.