Arrestan a pareja de hispanos que fue a visitar a su yerno a base militar

0
58

La pareja, que lleva 20 años viviendo en Nueva York, fue detenida a las puertas de las instalaciones militares y trasladada a un centro de detención situado a cientos de kilómetros de allí.

Concepción y Margarito Silva, una pareja de inmigrantes mexicanos que llevan dos décadas viviendo en Brooklyn, han sido detenidos y trasladados a un centro de detención cuando se disponían a visitar a su hija y yerno en la base Fort Drum, ubicada en el estado de Nueva York.

Según su hijo Eduardo Silva, la pareja visitó la base el 4 de julio para celebrar el Día de Independencia de EE.UU. con su hija y yerno, que es oficial del Ejército. Eduardo contó a NBC News que la policía militar detuvo a Concepción y Margarito a las puertas de la base y llamó a la Patrulla Fronteriza. Los agentes cuestionaron sus ID de la ciudad de Nueva York y se los llevaron a un centro de detención federal para inmigrantes ubicado a cientos de kilómetros de distancia.

El hombre precisó al medio que sus padres llegaron a EE.UU. desde México como indocumentados, pero en 2007 recibieron un permiso de trabajo oficial del Departamento de Trabajo. Además, explicó que tienen carnés de identidad de la ciudad de Nueva York válidos, y que los habían utilizado en ocasiones anteriores para acceder a las bases militares del país.

El Ejército de EE.UU., por su parte, indicó en un comunicado que “el 4 de julio dos personas intentaron tener acceso a Fort Drum sin la identificación aprobada por el Departamento de Defensa, que todos los visitantes deben presentar”. Según el mensaje, “el personal de seguridad de Fort Drum identificó una discrepancia con sus pasaportes”, lo que los hizo “ponerse en contacto con la Patrulla Fronteriza”.

“Justicia para mis padres”

Perla Silva, también hija de la pareja, lanzó una campaña de ‘crowdfunding’ en la web GoFundMe con el fin de pedir justicia para sus padres. Lo peor de la situación, según afirma, no es solo que podrían ser deportados, sino que ambos están enfermos y acaban de ser operados. Tanto Concepción como Margarito necesitan tomar medicamentos a diario.

Se les dijo a los hijos de la familia Silva que sus padres permanecen en el Centro Federal de Detención Buffalo, ubicado en el mismo estado, pero a una distancia considerable de la base militar. Mientras que no han podido comunicarse con su padre y no tienen noticias de él en estos momentos, la madre logró ponerse en contacto con sus vástagos. Les ha dicho que no le permiten tomar sus medicamentos.

En la plataforma de ‘crowdfunding’, la campaña ya ha recaudado 3.645 dólares de los 20.000 que se han marcado como objetivo.

Dejar respuesta