Administración Trump rechaza nuevas protecciones para ‘dreamers’

0
404

A pesar de la decisión de la Corte Suprema de mantener el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el Gobierno del presidente Donald Trump rechaza reabrir el sistema para nuevas aplicaciones, aunque permitirá las renovaciones.

Además, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reducirá a un año las protecciones para los cerca de 700,000 “dreamers” bajo el programa.

Así lo confirmó el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, en respuesta a la decisión de la Corte Suprema. Agregó que se evaluará la forma en que se dará por concluido el programa, pero rechazará “de inmediato” nuevas solicitudes de protección de deportación y Autorización de Empleo para “dreamers”.

“Acortar los periodos de renovación otorgados durante esta reconsideración tendrá el beneficio potencial de disminuir significativamente los efectos duraderos de la política de DACA si finalmente decido rescindirla”, indica el memorando.

Esto contradice las afirmaciones del presidente Trump de principios de julio cuando, en una entrevista con Telemundo, afirmó que tenía un plan que daría a conocer pronto para asegurar la ciudadanía de estos inmigrantes que llegaron siendo niños.

El 18 de junio, en una decisión 5-4, los jueces del Máximo Tribunal votaron la opinión del magistrado presidente John G. Roberts Jr., la cual deja en claro que el mandatario republicano puede terminar con dicho programa, pero debe hacerlo de la forma adecuada y ofrecer opciones a quienes están protegidos.

En el documento votado por los magistrados se especificó que abordaron si la terminación del programa propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) fue correcta, es decir, los jueces reconocen la ilegalidad del programa, pero no su forma de desaparecerlo.

“A medida que el Departamento continúa analizando la política y considera acciones futuras, el hecho es que el Congreso debe actuar sobre este asunto”, dijo Wolf. “Existen importantes razones de política que pueden garantizar la rescisión total de la política de DACA”.

El Caucus Hispano criticó la medida y acusó al presidente Trump de mentir, además de forzar a los “dreamers” a vivir en el limbo migratorio con miedo a ser deportados.

La decisión de Wolf se dio luego de consultar al Departamento de Justicia que, en respuesta del fiscal general William Barr, dio luz verde para contemplar la terminación de DACA, citando la decisión de la Corte Suprema.

Barr cita las consideraciones legales del exfiscal general Jeff Sessions, quien en septiembre de 2017 respaldó la determinación de concluir el programa, lo cual tomó efecto en marzo de 2018.

El Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados (LIRS) criticó la decisión de la Administración Trump y advirtió que con ello se “burlan” la decisión del Máximo Tribunal.

“La Administración está en violación flagrante de sus obligaciones legales con los ‘dreamers’, tal como lo dictaminó la Corte Suprema hace unas semanas”, indica Krish O’Mara Vignarajah, presidente y CEO de esa organización. “Este desafío abierto socava las afirmaciones de la administración de que valora la ley y el orden”.