“A los 13 años, mi hijo asesinó a sangre fría a mi hija”

0
843

¿Cómo se siente ser la madre de un sociópata?

Una mañana, cuando Charity Lee tenía 6 años, su padre recibió múltiples balazos en la espalda en su propio hogar en Texas, Estados Unidos. La acusada, procesada y absuelta por el crimen fue su madre.

En su adolescencia, Charity fue buena estudiante y deportista, pero también tuvo problemas con su salud mental y de adicción.

A los 18 años, pidió ayuda para dejar las drogas, lo logró y entró a la universidad a estudiar Ecología Humana.

“Pero me sentía miserable. La gente te dice que si dejas las drogas te vas a sentir bien. Sin embargo, todo ese dolor que estaba suprimiendo con estupefacientes salió a flote”, le contó a la BBC.

“Tras un año de eso pensé: ‘Si no estoy bien dentro de 3 meses, no quiero más esta vida‘… típico pensamiento de adolescente”.

Fue entonces cuando supo que estaba embarazada y “eso cambió todo”.

“Yo no creo que haya amado como amé a ese ser que estaba creciendo dentro de mí“.

Su nombre: Paris, “de la mitología griega. Paris fue el príncipe que se enamoró de Elena de Troya y la raptó. No le fue muy bien, pero yo estaba enfocada en la parte del amor”.

Nueve años más tarde, volvió a quedar embarazada, esta vez de una niña a la que llamó Ella.

“Ella era extrovertida y asertiva, mientras que Paris era más introvertido y tímido.

“Paris parecía querer mucho a Ella. Y ella lo adoraba”, señaló en entrevista con la BBC.

Ninguna señal de alarma

“Paris era un niño muy bueno y calmado… tenía sus momentos, como cualquier chico, pero nada que me inquietara.

“Cuando lo examinas en retrospectiva encuentras cosas que podrían haber sido señales, pero en el momento te parece que son cosas de niños”.

Aunque sí hubo un momento de crisis.

Charity había logrado mantenerse libre de drogas durante muchos años, pero las garras de la adicción la volvieron a atrapar por un período de 6 meses, cuando Paris tenía 12 años y Ella, 2 casi 3.

“Fue muy difícil. Yo tenía problemas y a veces no podía cuidarlos; Paris tomaba las riendas y se ocupaba de Ella. Pero yo seguía ‘funcionando’ como madre.

“Yo creo que para Paris fue devastador darse cuenta de que su madre era falible como cualquier humano y estaba enojado. Para Ella era distinto: sabía que había días en los que mami no se sentía bien, y me abrazaba”.

Febrero 4, 2007

“Yo trabajaba como mesera y también estaba estudiando.

“Cuando me iba a trabajar, Ella estaba en la tina. Normalmente, me daba un beso y un abrazo, y me decía ‘¡adiós mami!’ y ya, pero ese día me empezó a decir: ‘Un beso más, mami; un abrazo más, mami’. Lo hizo tantas veces que llegué tarde al trabajo.

“Ese día Paris estaba bravo conmigo; tenía 13 años, era normal que a veces estuviera bravo conmigo. Recuerdo muy bien que me le acerqué y le dije: ‘Tú sabes que yo te quiero. Hemos pasado por cosas peores y esta también la vamos a superar’.

“Y me fui a trabajar”.

“Un poco después de la medianoche, cuando estábamos cerrando el restaurante, llegaron dos detectives y un capellán y me pidieron que me sentara. Lo primero que me dijeron fue:

– Su hija fue herida

– ¡Tengo que ir!… ¿Dónde está?

– Está en casa

– ¿Por qué en casa? ¡Tiene que ir al hospital!

– Su hija está muerta

“Ese fue el final de la vida que yo conocía. Recuerdo que me desmayé y cuando recobré el conocimiento pregunté:

– ¿Dónde está Paris?

– Él está bien. Está con nosotros

– ¿Qué significa ‘Está con nosotros’?

“Y me dijeron que Paris había sido quien la mató“.

“Fue entonces cuando todo dejó de tener sentido”, recordó, entre lágrimas, en conversación con la BBC.

Un demonio en llamas

“La policía me dio la versión de los eventos según Paris.

“Él había dicho que ambos estaban dormidos en la misma cama. Que se despertó y vio a Ella convertida en un demonio en llamas, así que trató de matar a ese demonio.

“Por unos 3 meses quise creerle. Quise creer que mi hijo estaba enfermo. Y está enfermo, pero yo quería creer que estaba enfermo de otra manera”.

Desde que lo arrestaron, Paris se transformó en un ser cada vez más violento.

“Yo creo que decidió quitarse la máscara, dejó de pretender que esa parte de él no existía”.

La investigación encontró alarmantes búsquedas en la web y detalles extremadamente perturbadores de la manera en la que mató a Ella.

Finalmente, Charity aceptó la realidad de que no había sido un accidente o un episodio psicótico pasajero: Paris quiso matar a su hermana.

“Creo que lloré constantemente durante meses. Perdí 15 kilos en 13 días. Empecé a tartamudear.

“Fue devastador. En los 9 meses desde que Ella fue asesinada hasta que Paris fue sentenciado, pasé por las experiencias más surrealistas, dolorosas e incoherentes que espero me toque vivir”.

En 2007 Paris fue sentenciado a 40 años de cárcel.

Dejar respuesta