A Big Papi lo mandaron a matar desde cárcel en República Dominicana

0
1013

Dos reclusos de la cárcel 15 de Azua estarían vinculados al intento de asesinato.

Dos reclusos de la cárcel 15 de Azua, en República Dominicana, estarían vinculados al atentado contra el expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz.

Así lo informó el coronel Félix Decenas, comandante de investigaciones de la Policía Nacional en Santo Domingo, según citado este jueves por el Diario Libre.

El funcionario precisó que Carlos Rafael Álvarez, quien cumple condena de 20 años, y José Eduardo Ciprián Lebrón, que lleva dos años de prisión preventiva, tendrían relación con el ataque a “Big Papi”.

De acuerdo con Decenas, estos reclusos participaron en la planificación del hecho.

Álvarez y Ciprián Lebrón fueron trasladados al destacamento Felicidad de Los Mina, donde permanecen los demás arrestados en el caso. Ortiz fue baleado por la espalda el pasado domingo en el club Dial de Santo Domingo Este. El comunicador Jhoel López que acompañaba al exdeportista de los Medias Rojos también resultó herido por la bala. Se supone que a los dos imputados se le impondría medida de coerción la tarde de ayer en el juzgado de Atención Permanente de la referida zona de la capital.

Sin embargo, al momento, las autoridades no han dado detalles del posible móvil del crimen.

De manera extraoficial, se menciona un lío de faldas en la que destaca una mujer, a la que en redes identifican como esposa de un narco, con quien Ortiz, supuestamente, mantuvo una relación extramarital.

Previamente, el director de la Policía Nacional, Ney Aldrín Bautista Almonte, indicó a los medios que el autor intelectual había pagado 400, 000 pesos (unos $8,000) a los criminales para que acribillaran a Ortiz.