5 consejos para prevenir choques al estacionar tu auto

0
150

Estacionarse no es una habilidad que todos los conductores puedan aprender fácilmente en las primeras de cambio.

Cuando una persona quiere aprender a conducir, entre las primeras maniobras que debe aprender a realizar son las maniobras para estacionar el vehículo. Y a pesar de pueda parecer sencillo, lo cierto es que aparcar el auto puede ser un dolor de cabeza para conductores expertos y novatos.

Conociendo algunas de las complicaciones que pueden surgir al momento de estacionar, nosotros te brindaremos 5 consejos que puedes seguir para que la tarea se te haga más sencilla.

1. Uso de los espejos retrovisores

Los conductores inexpertos pueden pecar al no emplear al máximo de los espejos retrovisores que, aparte de brindarnos una buena vista de lo que ocurre cuando nos movilizamos, pueden también ayudarnos a orientarnos mejor cuando queremos estacionar.

2. Practicar en estacionamientos desérticos

Si casualmente conoces un estacionamiento que esté en desuso o algún terreno baldío, puedes llevar tu vehículo y practicar continuamente tus maniobras de estacionado. Esto te permitirá desentenderte de las presiones que conlleva estacionar en público.

Muchos conductores usan conos que representan los vehículos que intentan no chocar cuando están solos. Sin embargo, puedes usar todo objeto que sea lo suficientemente visible desde la posición del conductor.

3. Un copiloto es buena compañía

Si no confías en tus habilidades para aparcar el auto, puedes llevar un amigo o familiar que sea tu persona de confianza al momento de orientarte la posición de los vehículos que puedes chocar así como también en qué momento continuar y en cual detenerte.

4. La experiencia otorga sabiduría

Pocos conductores han sabido estacionar en sus primeros meses de conducción. Generalmente se aprende a estacionar con algunos cuantos choques que te indican cómo no desplazarte y desde que ángulo proceder la operación.

No te sientas presionado por estacionar bien en tus primeros intentos. Aprender de los errores para no repetirlos es fundamental.

5. Videos de entrenamiento

Las redes sociales y la internet nos permiten visualizar videos de cómo otras personas han realizado con éxito actividades que nosotros queremos intentar.

Por medio de sus consejos podemos ir dándole la vuelta al asunto para que sea menos difícil para nosotros, e irnos nutriendo de experiencias que formen parte de nuestro aprendizaje.